El camino de la rehabilitación

06 de Mayo de 2012 | La Mañana de Neuquén

Ayer se brindó una capacitación de mediación, con el objetivo de brindar herramientas a los pacientes.


En la actualidad están en tratamiento 23 personas, que van de los 14 a los 51 años y provienen de distintas localidades.


La adicción a las drogas, ya sean legales o ilegales, es uno de los flagelos que crece cada día en nuestro país. Las causas que llevan a una persona al abuso de estupefacientes, alcohol o pastillas son tan múltiples como las edades y las condiciones sociales de la persona enferma.
En Cipolletti, desde hace cuatro años que existe Transitar, un centro de rehabilitación para las adicciones, en donde el objetivo es brindar a las personas adictas distintas herramientas para poder hacerle frente a distintas situaciones.
Para lograr esto, no sólo se trabaja con el adicto sino también con la familia.
Transitar funciona en una chacra en el sector rural conocido como La Falda, sobre la calle Juan Espinosa 4.500. Allí trabaja un grupo de profesionales con el firme objetivo de ayudar a los pacientes a dejar las drogas.

Objetivos
Mabel Dell Orfano, médica psiquiatrita, neuróloga y directora general, explicó que el propósito es que la persona que está en tratamiento se lleve herramientas para hacerle frente a distintas situaciones de la vida, por eso una de las actividades que se desarrollan son trabajos en la chacra, para que cuando se reintegren a la sociedad puedan conseguir un empleo.
«Otro de los objetivos es reconstruir o refortalecer las redes de afuera, ya sean los familiares, los amigos, las parejas, los hijos. Es un trabajo que se hace paulatinamente, también hace tratamiento la familia, acompaña y se modifican muchas cosas en este núcleo», agregó la médica.
En la actualidad, esta comunidad terapéutica cuenta con distintos profesionales; hay un equipo de psicólogos y acompañantes terapéuticos, son los que hacen guardia. Además pasantes de la Facultad de Medicina, un convenio con el policlínico Modelo, por el cual los residentes de clínica médica trabajan cuatro meses en el centro, servicio de emergencia. Además están en contacto permanente con los hospitales.

Primer contacto
La directora general explicó que el primer contacto con el paciente surge, en general, a partir de la derivación de un médico.
Cabe aclarar, que Transitar tiene convenio con Salud pública de Río Negro y Neuquén y con las áreas sociales de estas dos provincias.
«Por la comunidad pasaron 83 personas, 60 ya dejaron el lugar y 23 están en internación. De este total, una tercera parte han sido adolescentes, donde hacen uso de varias drogas, como inhalantes, marihuana, alcohol, pastillas. Después hay otro grupo, de 20 hasta los 40 años, que consumen cocaína, y de los 40 para arriba alcohol y psicofármacos. Hoy en día tenemos pacientes que van de los 14 a los 51 años, de distinta condición económica. Hemos tenido chicos que viven en villas, en condiciones muy precarias, y médicos con muy buena posición económica», detalló Dell Orfano.

El paciente y la familia

Las personas que se encuentran realizando el tratamiento de rehabilitación en Transitar están internadas. El promedio de estancia en la comunidad es de un año, aunque va variando.
Mabel Dell Orfano, directora, explicó que «no se trata sólo del consumo, sino también de modificar un montón de cosas. Nosotros decimos que la droga es la cerecita de la torta, pero en realidad la torta está integrada por un montón de ingredientes. Independientemente de la droga que se usa, hay muchas cosas en común entre los pacientes».
Para lograr el objetivo principal, las personas que están en tratamiento realizan distintas actividades. Cada mañana se comienza con la labor terapia, desde las 8 hasta la hora del almuerzo. Se encargan de los animales, de la despensa, la cocina, limpieza, el parque, y a la tarde se hacen grupos terapéuticos, talleres, asambleas.
Para fortalecer los vínculos con «el afuera» se desarrolla la terapia familiar, encuentros cada 15 días, y una vez al mes se hace una integración con todas las familias. La rehabilitación depende de gran cantidad de factores. Muchas de las personas que terminaron su tratamiento pero no tienen trabajo, ni el apoyo de la familia, muchas veces vuelven a caer en la adicción, pero también están aquellos que se van antes de finalizar la rehabilitación, pero como tienen la contención de la familia, o trabajo, están bien.

Contactos con Italia

Con una fundación italiana están trabajando en proyectos para prevenir en escuelas.

Transitar surgió a partir de la Fundación Lanna, presidida por Aldo Mildenberg. En la actualidad además de la comunidad terapéutica, esta institución tiene un convenio de intercambio con la Fundación Exodus, de Italia,
Mabel Dell Orfano, directora, comentó que la función de Lanna es trabajar sobre la prevención, rehabilitación y tratamiento de las adicciones. «Hemos realizado capacitaciones para docentes, con un proyecto del Fondo Global de las Naciones Unidas, para la toxicodependencia, HIV- SIDA, el año pasado. Fue gratuito y 270 personas lo hicieron. También dimos charlas para padres y en el colegio Manuel Belgrano», agregó.

Intercambio
En el tiempo que lleva trabajando la Fundación se realizaron contactos con Italia, con Exodus, coordinado por el padre Antonio Mazzi.
«A partir del contacto con ellos, empezamos hacer un intercambio, fueron algunos psicólogos para capacitarse durante dos meses y vino gente de allá, algunos pacientes que estaban en el final del tratamiento y profesionales. Esto nos ayudó mucho como para ir ajustando muchos detalles de Transitar», detalló Dell Orfano.
Explicó además que la Fundación Exodus compró la chacra lindante a Transitar y armaron la Fundación italo -argentina «Despertar en Patagonia». «La función es trabajar sobre la prevención, ya se comenzó con un proyecto en el que vamos a trabajar con la escuela de La Falda y de Roca. Contamos con asistentes sociales y psicólogas, que están realizando tareas con niños y padres en lo que es prevención», comentó la directora de Transitar.

Trabajo con hospitales y mutuales

Transitar esta funcionado desde octubre del 2002. En el 2003 se trasladaron a una chacra y comenzaron con internación. Tienen pacientes de localidades de Río Negro y Neuquén. Además de los convenios con Salud y Acción social, también trabajan con obras sociales, tal como lo establece la ley.

 

 

Agrandar letra Achicar letra Achicar letra
Leído: 3867 veces
 
 
Centro Integral
Maestro Espinosa Nª 4500
Cipolletti - Río Negro - CP: 8324

Desarrollado por RW Red